Justo desde las orillas

Justo desde las orillas

 

 Justo desde las orillas del cielo,

desde donde nace el sol

hasta donde  languidece

y yace de cansancio,

el sonido del canto de la chicharra en verano

mide la distancia que me separa de ti.

pero el sol,

guerrero vigilante,

se muestra indiferente a mi dolor de espera.

Leonardo Gutiérrez Berdejo

Noviembre 2016

La montaña y el sonido de los cantos

La montaña y el sonido de los cantos

 Sonidos lejanos de cantos de aves

parecen encontrarse

o esconderse en el frio

que  de la montaña baja.

La nube solitaria de ayer

se fue sin decir adiós

Ahora, tu y yo, 

solos;

con el canto lejano de las aves

y el frio

que baja presuroso de la montaña

a hacernos compañía

pero mi corazón marcha raudo

con la nube solitaria de ayer

que se marchó sin decir adiós.

Leonardo Gutiérrez berdejo

Libro La danza de la lechuza

Adquiera el libro La danza de la lechuza en su versión Digital en:

1.amazon.com – Buscar con el nombre del autor. En este caso: Leonardo Gutiérrez Berdejo y seleccionar el libro.

2. casadellibro.com – Buscar con el nombre del libro: La danza de la lechuza y luego dar clic en el botón Ebooks en la parte superior y seleccionar libro con carátula verde.

3. autoreseditores.com – Ubicar en la parte superior derecha el buscador y colocamos el nombre del libro: La danza de la lechuza y seleccionamos la opción autor y título y luego damos clic en buscar.

Lo invitamos a visitar la página: www.palabrasynarraciones.com o escribanos al correo: legube43@hotmail.com

Informes: WhatsApp + 57 3106992667 o al Fijo: 800 9331

Impedimentos

En un país, no muy lejano y cuyo nombre callo por razones obvias, jamás se ha podido tramitar en el Congreso una ley que castigue a los pícaros y a los corruptos. La razón: al momento de discutir el proyecto, todos los congresistas se declaran impedidos o se hacen incapacitar. De este modo rompen el quórum necesario para aprobar dicha ley. edimentos

Lanzamiento de libro

La danza de la lechuza. Trece cuentos y una fábula.

Hoy miércoles 23 de noviembre a las 6 y 30. p.m. se hará el lanzamiento del libro La danza de la lechuza. Trece cuentos y una fábula. del escritor Leonardo Gutiérrez Berdejo. El acto se realizará en el salón Rojo de la sede de la Fundación Universidad Autónoma de Colombia en la Calle 12 N. 4-30, Barrio de La candelaria. Bogotá.

Oración por la paz

Leonardo Gutiérrez Berdejo

Que las discusiones por la paz en Colombia pasen por La Habana, Caracas, Washington, Oslo o cualquier otra ciudad, me tiene sin cuidado; igual si pasara por la voluntad presidencial o por el debate en el Congreso de la República, que, aunque desprestigiado, algo positivo podría salir de allí.

No me disgusta que pase por la opinión de los poderosos gremios empresariales o por el de los latifundistas; por las hipócritas y sacrosantas cofradías, o por la de las numerosas organizaciones civiles, sean cuales fueren los objetivos que persigan. Por el contrario, de gran valor sería que se considere el punto de vista de todos ellos y de los dudosos e ideologizados organismos de control del Estado, las politizadas Cortes y la de los arrogantes e intocables círculos académicos.

Me importa muy poco que pase por la opinión de los envilecidos y prepotentes políticos, la de los terratenientes, por la de los dueños de grandes fortunas financieras; la de los caciques regionales o de sus aúlicos y trabalingüísticos. Nada de esto me disgusta, por muchas razones valoro que se pudieran escuchar sus planteamientos sobre la paz, todo con el fin de que el país entero supere las diferencias y se integre alrededor del propósito de reencontrarse y conciliarse en favor de este asunto tan espinoso y esquivo para la nación colombiana. Pero, por encima de todo, también aspiro a una paz que pase por:

  1. Eliminar a las EPS del sistema de salud de Colombia y crear en su reemplazo otro sistema que considere a la salud como un derecho;
  1. Una reforma educativa que contemple una educación gratuita y de calidad y para todos en todos los niveles y al servicio de los intereses de Colombia;
  1. La defensa plena y cierta de los Derechos Humanos y el cumplimiento del Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de los desvalidos, los ancianos sin pensión, y por una pensión universal para todos los mayores sin capacidad de pago;
  1. Una reforma agraria que elimine la gran concentración territorial, los grandes latifundios improductivos, y beneficie a los campesinos sin tierra y los desposeídos;
  1. La eliminación del poder sin límites de los terratenientes, los altos mandos militares y los altos jerarcas de las diversas iglesias; y por la despolitización de la Procuraduría y la justicia y todos los órganos de control;
  1. Aspiro a una paz que pase por mejorar unos ineficientes y costosos servicios públicos y que estos estén al alcance de todos; para que todo aquello que fue de la nación regrese a sus manos; para que los bienes que se le entregaron al capital privado regresen al Estado; para que las telecomunicaciones, la salud, la educación y todos los servicios públicos, incluyendo los aeropuertos, y la explotación minera y la de hidrocarburos sean de los colombianos y manejadas por el propio Estado;
  1. Sueño con una paz que conduzca a la expedición de políticas y acciones públicas, orientadas siempre a una protección social cierta y efectiva y brinde respuestas a todos los niveles de vulnerabilidad, riesgos y privaciones, vinculados al desempleo, la miseria, la enfermedad, la maternidad, la crianza de los hijos, las discapacidades, el envejecimiento y muchas privaciones;
  2. Por una reforma del sistema financiero que limite sus exageradas utilidades, y se establezca una banca nacional-estatal que beneficie a la industria y el desarrollo nacional;
  3. Una paz que evite que la deuda externa e interna del país continúe aumentando, para que se cancele con el fin de no seguir pagando altos intereses que solo enriquecen a los dueños del capital financiero;
  1. Por una defensa cierta y real de los derechos digna de la mujer;por una justicia que no haga distinciones y no vacile en castigar a los poderosos;
  1. Por una atención efectiva a las minorías étnicas, religiosas, sociales y sexuales y para que nunca más muera un niño, una mujer embarazada o persona alguna de desnutrición o por falta de atención médica; para que no se les entregue un solo peso más a los insensibles dueños de las EPS y de otras instituciones prestadoras de servicios y para que nunca más muera una persona en las puertas de las EPS;
  1. Por una distribución equitativa de la riqueza y del ingreso nacional; por un control efectivo y real sobre el capital financiero y de todas las operaciones bursátiles y financieras, y por un castigo ejemplar a los especuladores financieros y los acaparadores de los productos de la canasta familiar;
  1. Por un proceso de paz que pase por la eliminación real de la pobreza y por un sistema de justicia que persiga y castigue la corrupción de las capas y los grupos privilegiados, del Congreso y de otros sectores contaminados de la sociedad;
  1. Una paz que pase por eliminar la permanencia vitalicia de los congresistas y por una verdadera y efectiva reforma electoral;
  1. Por unas reestructuración de las fuerzas armadas y de la doctrina militar vigente que conduzca a la desmilitarización del Estado y a la reducción de las fuerzas armadas;
  2. Por el desarrollo de una agricultura autónoma y productiva que brinde una alimentación soberana y resguarde los derechos de los campesinos,
  1. Una paz que brinde mecanismos para recuperar las playas, las islas, las empresas y los territorios entregados a particulares;
  1. Por un salario justo que brinde seguridad;
  1. En fin, una paz evidente que pase y llegue a la cotidianidad de cada casa, de cada rincón del país y que cobije a todos los colombianos con el manto de una verdadera justicia social.

Leonardo Gutiérrez Berdejo

Economista de la Universidad Central,

Enero de 2014

 

Emilio Salgari

Breve Biografía

Emilio Salgari nació en el seno de una familia de pequeños comerciantes. En 1878 comenzó sus estudios en el Real Instituto Técnico Naval «Paolo Sarpi», en Venecia, pero no llegó a obtener el título de capitán de gran cabotaje. Su experiencia como marino parece haberse limitado a unos pocos viajes de aprendizaje en un navío escuela y un viaje posterior, probablemente como pasajero, en el barco mercante Italia Una, que navegó durante tres meses por el Adriático, atracando en el puerto de Brindisi. No hay evidencia alguna de que realizase más viajes, aunque el propio autor así lo afirma en su autobiografía, declarando que muchos de sus personajes están basados en personas reales que conoció en su vida como marino. Salgari se daba a sí mismo el título de «capitán» e incluso firmó con él algunas de sus obras.

La primera publicación de Salgari fue el relato breve I selvaggi della Papuasia, que apareció por entregas en el periódico milanés La Valigia a partir de julio de 1883. También en 1883 se inició en el periódico veronés La Nuova Arena la publicación de su primera novela, Tay-See, que vería después la luz como volumen independiente con el título de La rosa del Dong-Giang. En octubre del mismo año comenzó a publicarse El tigre de Malasia, primera versión de la novela inaugural del ciclo de Sandokán, que se editaría posteriormente con el título de Los tigres de Mompracem, con algunos cambios. La primera novela en publicarse de forma independiente fue La favorita del Mahdi, en 1887.

Gracias al éxito de sus obras, consiguió un puesto como redactor fijo en La Nuova Arena que mantuvo hasta 1893. Por entonces tuvo lugar un curioso incidente: ofendido por haber sido llamado «mozo» en un artículo por el periodista Giuseppe Biasioli, lo desafió a duelo. Como resultado, Biasioli tuvo que ser hospitalizado y Salgari pasó seis meses en la cárcel.

En 1889 se suicidó el padre de Salgari, siendo el primero de una impresionante cadena de suicidios familiares que incluye el del propio escritor (1911), el de su hijo Romero (1931) y el de su otro hijo Omar (1963). En enero de 1892 contrajo matrimonio con la actriz de teatro Ida Peruzzi (a la que llamó siempre cariñosamente «Aida», como la heroína de Verdi). Ese mismo año nació la primera hija del matrimonio, Fátima, a la que siguieron tres varones, Nadir (1894), Romero (1898) y Omar (1900). También en 1892 el escritor trasladó su residencia a Turín, donde trabajó para la editorial Speirani, especializada en novelas juveniles.

En 1898 el editor Donath convenció a Salgari para que se mudase a Génova, donde trabó amistad con el que sería el más destacado ilustrador de su obra, Giuseppe «Pipein» Gamba. En 1900 regresó a Turín. Las circunstancias económicas de la familia se fueron haciendo cada vez más difíciles, a pesar del trabajo incansable de Salgari para mantener un respetable decoro burgués. En 1907 cesó su contrato con Donath y pasó a trabajar para la editorial Bemporad, para la cual escribiría, hasta su muerte en 1911, un total de diecinueve novelas. Su éxito entre el público juvenil fue creciendo, llegando algunas de sus novelas a alcanzar tiradas de 100.000 ejemplares. Sin embargo, su desequilibrio psíquico y la locura de su esposa,2 que tuvo que ser internada en el psiquiátrico de Collegno, cerca de Turín, le condujeron al suicidio. Después de un intento fallido en 1909, se quitó la vida abriéndose el vientre con un cuchillo según el rito japonés del seppuku, más conocido como harakiri, el 25 de abril de 1911. Dejó escritas tres cartas, dirigidas, respectivamente, a sus hijos, a sus editores y a los directores de los periódicos de Turín. La carta a sus editores es suficientemente elocuente.

Obra

A lo largo de su prolífica carrera como escritor, Salgari escribió, según su biógrafo Felice Pozzo, ochenta y cuatro novelas y un número de relatos cortos imposible de determinar. La mayor parte son novelas de aventuras ambientadas en lugares exóticos, aunque cultivó también la ciencia ficción, con la atípica novela Las maravillas del 2000 (1907). En España, muchas de las novelas fueron publicadas por Saturnino Calleja y posteriormente por Gahe divididas en dos volúmenes, con títulos diferentes a los originales. Por ejemplo: Le due tigri se dividió en dos partes, que se titularon Los estranguladores y Los dos rivales.

Después de la muerte de Salgari, proliferaron las novelas falsamente atribuidas, muchas de ellas escritas por sus propios hijos, Omar y Nadir.3

Algunas de las novelas de Salgari están relacionadas entre sí, constituyendo extensos ciclos narrativos protagonizados por los mismos personajes.

Títulos

Existe cierto desorden y confusión en cuanto a los títulos de las obras de Salgari en español. Algunas editoriales retitulan las obras. O publican en dos tomos una novela, retitulando a su vez cada tomo. En brevedad, se presentan aquí algunos de los títulos de la extensa obra de Salgari.

1) Los tigres de Mompracem (Le tigri de Mompracem, 1900) Fue inicialmente publicado por entregas en 1883-1884, bajo el título La tigre della Malesia.

 

2) Los misterios de la jungla negra (I misteri della jungla nera, 1895) Fue inicialmente publicado por entregas en 1887, bajo el título Gli strangolatori del Gange. Y publicado nuevamente en 1893 y 1894 bajo el título L’amore di un selvaggio. La editorial Acme, de Buenos Aires, la tituló: Los misterios de la jungla negra. La editorial Orbis, de Barcelona, en su colección “Emilio Salgari”, la publicó en dos tomos: Los misterios de la India y La jungla negra.

3) Los piratas de la Malasia (I pirati della Malesia, 1896) La editorial Acme, de Buenos Aires, en su colección “Robin Hood”, la títuló Sandokán.

4) Los dos tigres (Le due tigri, 1904)

La editorial Gahe, de Madrid, en su colección “Salgari”, la publicó en dos tomos: Los estranguladores y Los dos rivales.

5) El rey del mar (Il re del mare, 1906)  Publicada originalmente por entregas, entre 1904 y 1905. Esta novela consta de dos partes: 1ª Parte: La Malasia en llamas (La Malesia in fiame); 2ª parte: El hijo de Suyodhana (Il figlio di Suyodhana). La editorial Orbis, de Barcelona, publicó ambas partes como tomos separados, titulados: El rey del mar, y Por el mar de la Sonda. La editorial Acme, de Buenos Aires, la publicó en un solo volumen: El rey del mar.

6) A la conquista de un imperio (Alla conquista di un impero, 1907)

La editorial Acme, de Buenos Aires, la tituló: A la conquista de un imperio. Ésta fue la última novela de este ciclo publicado por Editorial Acme, dejando, pues, la saga inconclusa.

7) La venganza de Sandokan (Sandokan alla riscossa, 1907) La editorial Orbis, de Barcelona, en su colección “Emilio Salgari”, la publicó en dos tomos: Sandokán y El desquite de Sandokán.

8) La reconquista de Mompracem (La riconquista del Mompracem, 1908)

La editorial Orbis, de Barcelona, en su colección “Emilio Salgari”, la publicó en dos tomos: La reconquista de Mompracem y Al asalto de Baraumi.

9) El falso brahmán (Il bramino dell’Assam, 1911)

10) La caída de un imperio (La caduta di un impero, 1911)

11) El desquite de Yáñez (La rivincita di Yanez, 1913)