El romanticismo

En general, el romanticismo en toda regla en Francia se desarrolló más tarde que en Alemania o Gran Bretaña, con un sabor particular que proviene del impacto en la sensibilidad de los escritores franceses de la agitación revolucionaria y la odisea napoleónica. Muy conscientes de ser producto de una época y un lugar muy particular, los escritores franceses escribieron en su obra su obsesión por el peso de la historia y su sujeción al tiempo y al cambio. Los términos mal du siècle yenfant du siècle (literalmente “niño del siglo”) captura su angustia. Alfred de Musset tomó la última frase para su autobiografía, La Confession d’un enfant du siècle (1836; La confesión de un niño del siglo ). La mayoría de los románticos franceses , tanto si adoptaron a un liberal como a conservador actitud o si intentaron ignorar el peso de la historia y la política, afirmaron que su siglo estaba enfermo. Los románticos a menudo mantuvieron las ambiciones enciclopédicas de sus predecesores, pero la fe en cualquier noción simple de progreso se vio sacudida. Se puede hacer alguna distinción entre la generación de 1820, cuyos miembros escribieron, a menudo desde un punto de vista aristocrático, sobre el agotamiento, el vacío, la pérdida y el tedio, y la generación de 1830, cuyos miembros hablaron de dinamismo, aunque a menudo en forma de frustración. dinamismo.https://2c83ec6a72da07e54f37e1472db79ba2.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

Influencias extranjeras

Cuando los emigrados que habían huido de los efectos de la Revolución regresaron a Francia, trajeron consigo algunos de los colores culturales adquiridos en el extranjero (principalmente en Gran Bretaña y Alemania), y esto explica parcialmente la paradoja de los escritores aristocráticos y políticamente conservadores que fomentan nuevos enfoques de la literatura. Madame de Staël, como exiliada liberal bajo Napoleón, fue una excepción. Los viajes habían ampliado los horizontes intelectuales y habían abierto la hegemonía cultural europea de Francia a otros mundos y otras sensibilidades. Desde Inglaterra la influencia de La poesía de Lord Byron y de la leyenda de Byron fue particularmente fuerte. Byron proporcionó un modelo de sensibilidad poética, cinismo y desesperación, y su muerte en la Guerra de Independencia griega reforzó la imagen del héroe romántico noble y generoso pero condenado . Italia y España también ejercieron influencia, aunque, con la excepción de Dante , no fue su literatura lo que atrajo tanto como los modelos de emoción violenta y fantasía exótica que ofrecían estos países: la escritura francesa sufrió una proliferación de gitanos, bandidos , envenenamientos y cuentos de venganza.Colin SmethurstJennifer Birkett

La poesía de los románticos

El nuevo clima fue especialmente evidente en la poesía. El salón de Charles Nodier se convirtió en uno de los primeros grupos literarios conocidos como el cénacles (“clubes”); grupos posteriores se centrarían en Charles Augustin Sainte-Beuve, a quien se recuerda principalmente como crítico literario. Los poetas destacados de la época se vieron rodeados por una multitud de talentos menores, y se abrió el camino para una variedad de nuevas voces, desde el lirismo melancólico de Marceline Desbordes-Valmore , dando al deseo frustrado una expresión femenina distintiva (y llevando la política a la poesía, escribiendo ardiente polémica socialista), a la frenética extravagancia de Petrus Borel. Durante un tiempo, alrededor de 1830, hubo una marcada posibilidad de que la poesía romántica francesa virara hacia la política radical y el socialismo de escritores utópicos como Henri se Saint-Simon en lugar de en la dirección de l’art pour l’art , o art. por el arte . La popularidad de las canciones de Pierre-Jean de Béranger es un recordatorio de la existencia de otra vertiente, política y satírica, que se entrelaza con el lirismo íntimo y las preocupaciones estéticas del verso romántico.

Robin Caron BussJennifer Birkett

Lamartine

Alphonse de Lamartine tuvo un enorme impacto como poeta con sus Méditations poétiques (1820;Meditaciones poéticas ). Utilizando un vocabulario neoclásico restringido y sin ser aventurero en la versificación, sin embargo logró crear a través de la musicalidad de sus versos y sus paisajes vaporosos una sensación de grandes anhelos insatisfechos. Este tono elegíaco centrado en la suavidad se ve atenuado por la profunda desesperación ocasional y la revuelta Byronic. The Harmonies poétiques et religieuses (1830; “Armonías poéticas y religiosas”; traducción inglesa enA Biographical Sketch ), con su emoción religiosa, refuerzan la búsqueda de la serenidad, que sigue amenazada por el malestar y la inquietud. Jocelyn (1836; traducción inglesa. Jocelyn ) y La Chute d’un ange (1838; “La caída de un ángel”) son intentos de épica de éxito intermitente. Una corriente oculta en la poesía de Lamartine es la preocupación por la política; durante la revolución de 1848 asumió un papel destacado en el gobierno provisional.

La poesía temprana de Hugo

También fue en la década de 1820 cuando el genio poderoso y versátil de Víctor Hugo emergió. En sus primeros poemas fue partidario de la monarquía y la iglesia. El legitimismo católico romano conservador es un hilo común en la generación poética de 1820, y la deuda con El genio del cristianismo de Chateaubriand es evidente. Estos primeros poemas carecen de la cualidad meliflua de las Meditaciones poéticas de Lamartine , pero en la época de las Odas y baladas (1826) ya hay indicios de la mezcla hugoesca: poesía íntima, que habla de relaciones familiares y problemas del yo, un profético y visionario. tono, y un afán por explorar una amplia gama de técnicas poéticas. Hugo llamó a suLes Orientales (1829; “Eastern Poems”) un inútil libro de pura poesía . Puede estar relacionado con Théophile Gautier ‘s arte l’vierta el arte l’ movimiento, concentrándose en lo exótico y lo visual, combinada con la inventiva verbal y formal. Hugo publicó cuatro importantes colecciones adicionales en la década de 1830, en las que la poesía de la naturaleza, el amor y la vida familiar se entrelazan con una exploración solitaria, vacilante, pero nunca desesperada, de la conciencia poética. La poesía pasa de lo personal a lo visionario y profético, prefigurando en el modo lírico el alcance épico de gran parte de su obra posterior.

Victor Hugo
Victor HugoVictor Hugo.© Photos.com/Jupiterimages

Vigny

En contraste con el alcance de Hugo, la poesía de Alfred-Victor, conde de Vigny , era más limitado y controlado. Sin embargo, al igual que Hugo y muchos otros poetas románticos, propuso al poeta como profeta y vidente. Para Vigny, el poeta es esencialmente un filósofo moralizador y digno, que utiliza el símbolo menos como vehículo de emoción que como expresión intensa de su pensamiento. De tono ampliamente pesimista, enfatizando el sufrimiento y el noble estoicismo, su obra se centra en las figuras del victimismo y el sacrificio, con el poeta-filósofo como víctima por excelencia. SuLes Destinées (1864; “Las Parcas”), compuesta entre 1838 y su muerte en 1863, ejemplifica la alta aspiración espiritualque representa un aspecto del ideal romántico. El control y la concentración de la expresión contrastan con el torrente verbal de gran parte de la escritura romántica.

Musset

Los jóvenes, brillantemente dotados Alfred de Musset rápidamente estableció su reputación con sus Contes d’Espagne et d’Italie (1830; “Cuentos de España e Italia”). Su exuberante sentido del humor lo llevó a utilizar extravagantes efectos románticos y al mismo tiempo tratarlos con ironía. Más tarde, una trayectoria desde el dandismo a través del libertinaje hasta una sensación de vacío y futilidad, sostenida solo intermitentemente por la vinculación del sufrimiento con el amor, resultó en una dislocación radical del sentido del yo. Los poemas Nuits (“Noches”) (“La Nuit de mai”, “La Nuit de décembre”, “La Nuit d’août”, “La Nuit d’octobre”, 1835-1837) expresan el poder purificador del sufrimiento en verso de sinceridad sostenida, purgado de toda la ostentación temprana.

Nerval

Por mucho tiempo Gérard de Nerval fue visto como el traductor de literatura alemana (en particular el Fausto de Goethe ) y como un encantador romántico menor. Los críticos posteriores han visto como su contribución real a la poesía los 12 sonetos de Les Chimères (Las quimeras ), compuesta entre 1844 y 1854, y los poemas en prosa añadidos a la odisea espiritual Aurélia (1853-1854; trad. Ing.Aurelia ). La densa alusividad simbólica de estas últimas obras es la transcripción poética de una búsqueda angustiada y mística que se basa en los más diversos mitos religiosos y en todo tipo de conocimientos literarios, históricos, ocultos y esotéricos . Representan uno de los picos de logros de ese lado del Movimiento Romántico que buscó en lo místico una clave para la reintegración espiritual del yo dividido posrevolucionario. Sus experimentos formales con el poema en prosa y su uso del símbolo se vinculan con la poesía de Charles Baudelaire y Stéphane Mallarmé .

George Franklin

SÁBANAS LIMPIAS

George Franklin ©

Apenas tendí la cama con sábanas limpias.

Tienen arrugas, pero están lavadas, huelen

Fresco, el tejido un poco áspero en mis manos.

Cuando tú llegues prepararé café, el tuyo

Con la leche hervida, espumosa, el mío negro

Con sabor a azúcar quemada, que me recuerda

El cielo de noche en otra latitud, el barrio

Donde caminamos, la luna aún no surgía

Sobre los cerros, los techos bajos,

Los anuncios de hoteles, las ventanas

Con postigos cerrados, voces que venían

De algún lado, música, ladraba un perro

Detrás de una pared blanca, elevada,

Mis labios te rozaban el cuello. Después

De la cena, voltearemos las sábanas,

Nos deslizaremos el uno junto al otro, aún

Poseeremos nuestros días, aromas

De los que no podemos deshacernos, sándalo

Adherido a tu camisón, cáscara de limón,

Cebolla en mis dedos. Cuando nos tocamos,

Podríamos estar en cualquier parte.

George Franklin

GEORGE FRANKLIN

Nació en Shreveport, Luisiana, Estados Unidos. George es autor de los poemarios Travels of the Angel of Sorrow (Blue Cedar Press), Noise of the World (Sheila-Na-Gig Editions), Traveling for No Good Reason (libro que fue ganador del concurso de Sheila-Na-Gig Editions en 2018). También es autor de un poemario bilingüe, Among the Ruins / Entre las ruinas (Katakana Editores, 2018), traducido al español por Ximena Gómez. George tradujo junto con la autora, el poemario bilingüe de Ximena Gómez Último día / Last Day (Katakana Editores). Ha publicado en las revistas: The Threepenny Review, Salamander, Cagibi, The Lake y The American Journal of Poetry, entre otras. Traducciones de sus poemas al español han aparecido en El Golem, Nagari, Revista Conexos, La Raíz Invertida, Álastor, Revista Abril y La Libélula Vaga. Es el ganador del Premio de Poesía Stephen A. DiBiase 2020. George tiene una maestría de la Universidad de Columbia, un doctorado de la Universidad de Brandeis y es Juris Doctor de la Universidad de Miami. Trabaja como abogado en Miami, e imparte talleres de poesía en las cárceles de La Florida.A continuación, incluimos tres de sus poemas en inglés con sus correspondientes traducciones a cargo de Ximena Gómez.

franklin@gsfranklinlaw.com

EL ÁNGEL DE LA TRISTEZA BEBE VINO EN LA TABERNA

George Franklin ©

Una rata te pasó la cola por el tobillo mientras cosías

Y ahora hay nudos negros bajo tus sobacos,

Tienes la boca seca y estás temblando de fiebre.

Los cuerpos se amontonan unos sobre otros en carretas.

El ángel de la tristeza bebe vino en la taberna y alguien

Lo oye decir que incluso nuestras sombras lloran hasta el límite,

Pedazos de nosotros se nos escapan. Me dices que piensas

Que te dormirás y no despertarás, cuando la luz haga visible

el polvo en la ventana, cuando el sonido de los hombres

Que arrastran cadáveres perturbe a los gorriones y a los cuervos.

Mañana alguien sellará la puerta con cera,

Y los perros del vecindario la lamerán hasta que sus lenguas

Queden de un rojo oscuro y se cansen. No habrá fuego

En la rejilla, ni el humo ondulará desde la chimenea, ni se

Escurrirá por el techo de tejas o se esconderá del pico del viento.

Me preguntas si las estrellas se ven de día, si las puertas

De la iglesia brillan ahora con una luz azul, y si los demonios

Alados caminan entre las casas, buscando la manera de entrar.

Pasó mucho tiempo antes de que yo te respondiera, besara tus labios

Rajados, con sabor a fiebre y a arcilla roja, susurrara todas las mentiras

Que pueda decirte en los oídos, que son frágiles como conchas del mar.

Ya no hay agua potable para tu taza, no queda pan en la mesa,

No hay aceite rancio en el frasco junto a la estufa. La vela junto

A tu cama se apagó anoche. La mecha está retorcida y llena de hollín.

Te envuelvo el cuerpo con la sábana que cubría tu colchón húmedo

Y me siento en la oscuridad, a esperar el sonido de las ruedas en

Los adoquines, los cadáveres que se aplastan uno sobre otro.

En la taberna, el ángel de la tristeza me invitará a un trago.

Lolita. Comienzo de la novela.

  1. De Vladimir Nabokov
  1. Lolita

Lolita
VLADIMIR NABOKOV
PRIMERA PARTE

Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lolita:
la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del
paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.
Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de
estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela.
Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.
¿Tuvo Lolita una precursora? Por cierto que la tuvo. En verdad, Lolita no
pudo existir para mí si un verano no hubiese amado a otra… «En un principado
junto al mar.» ¿Cuándo? Tantos años antes de que naciera Lolita como tenía
yo ese verano. Siempre puede uno contar con un asesino para una prosa
fantástica.
Señoras y señores del jurado, la prueba número uno es lo que envidiaron
los serafines de Poe, los errados, simples serafines de nobles alas. Mirad esta
maraña de espinas.

Cinco consejos de Leon Tolstoi

Leon Tolstoi es sin duda la figura más cimera del Siglo de Oro de la novela rusa, de ese siglo XIX que se abre con la prosa y el verso de Pushkin, y Lérmontov, que sigue con Gógol, Saltikov-Schedrin, Dostovieski y Chéjov. Es el escritor más ruso. Su universalidad es producto de lo que Belinski llamaba “espíritu popular”, es decir, de una identificación total yabsoluta con el espíritu de la nación y el carácter de la nación en la que el escritor nace, vive y crea.