Lolita. Comienzo de la novela.

  1. De Vladimir Nabokov
  1. Lolita

Lolita
VLADIMIR NABOKOV
PRIMERA PARTE

Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lolita:
la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del
paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo.Li.Ta.
Era Lo, sencillamente Lo, por la mañana, un metro cuarenta y ocho de
estatura con pies descalzos. Era Lola con pantalones. Era Dolly en la escuela.
Era Dolores cuando firmaba. Pero en mis brazos era siempre Lolita.
¿Tuvo Lolita una precursora? Por cierto que la tuvo. En verdad, Lolita no
pudo existir para mí si un verano no hubiese amado a otra… «En un principado
junto al mar.» ¿Cuándo? Tantos años antes de que naciera Lolita como tenía
yo ese verano. Siempre puede uno contar con un asesino para una prosa
fantástica.
Señoras y señores del jurado, la prueba número uno es lo que envidiaron
los serafines de Poe, los errados, simples serafines de nobles alas. Mirad esta
maraña de espinas.

Reseña de Cien años de soledad

Cien años de Soledad

Gabriel García Márquez

Editorial La Oveja Negra Ltda., 18ª. Edición colombiana. 1989

Cien años de soledad es una de las más importantes obras escritas en lengua castellana, del escritor Gabriel José de la Concordia García Márquez, nacido en Aracataca (Magdalena, Colombia) el 6 marzo de 1927 y quien falleció el 17 de abril de 2014 en México. La novela hace su aparición en 1967 con el sello de Editorial Suramericana de Buenos Aires y es una de las obras más traducidas a otros idiomas.

Contexto histórico

En un contexto histórico que comprende desde mediados del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, la novela narra la historia, en tercera persona o narrador pasivo heterodiegético, decir externo a la historia, de la estirpe de los Buendía (José Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán), desde cuando partieron para fundar Macondo, la aldea, el pueblo imaginario, en que a lo largo de cien años transcurre la mayor parte de los acontecimientos de las diversas generaciones de los Buendía. Macondo nace y muere en la narración. Aunque Macondo es el espacio por excelencia, el “mundo ideal”, el paraíso, hay otros espacios relevantes en la novela, como son la casa inmensa de los Buendía, la ciénaga, el taller, la tienda y otros.

El inicio

Desde el comienzo, ningún lector se sustrae a la genialidad del relato al sumergirnos en un mundo de historias, situaciones y pasajes exagerados en el cual se mezclan, en un solo haz, la realidad con la fantasía, lo mágico, lo ficcional y lo fantástico.

“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces…” es una frase que desata con la inmensa fuerza de la escritura creativa toda suerte de emociones y sentimientos al conjugar recuerdos, tiempos, espacios, personajes, creencias, mitos, leyendas, historias, etcétera.

Partes narrativas

La novela se encuentra dividida en veinte partes narrativas que carecen de título y de numeración. La principal caracterización de la misma son los reiterados saltos en el tiempo hacia atrás y hacia adelante, aspecto que nos lleva a afirmar que esta es la técnica narrativa empleada por el autor que se destaca principal y especialmente en el interior de cada secuencia o parte. Es esta particularidad del relato lo que caracteriza la técnica fantástica del autor.

Después del impacto emocional de las primeras páginas, el lector queda aferrado a la fascinación y el interés por conocer la historia real o ficcional de Macondo, de los personajes que lo habitan (que no son pocos), del drama de la soledad que los agobia, de sus recuerdos y olvidos, de sus sueños y ambiciones, de sus padecimientos y creencias.

Temas centrales

Los temas centrales de la novela son la soledad, el incesto, el silencio, las enfermedades mentales con las que deben tratar los Buendía; asimismo, la libertad, la prisión, las equivocaciones y las frecuentes guerras, en la que se debaten los personajes y el propio Macondo. La explicación de esta soledad se encuentra en la incapacidad de amar de los personajes o en sus prejuicios, lo cual se rompe con el matrimonio de Mauricio Babilonia y Amaranta Úrsula, que desatan un final triste en la historia en que al único hijo procreado con amor lo devoran las hormigas. La estirpe, como figura escrito en los pergaminos, estaba condenada a cien años de soledad. Otros temas están referidos al ámbito religioso, en especial al catolicismo de los personajes, y la muerte de muchos personajes.

Acciones, trama, sucesos,

En la adolescencia, el primogénito de los Buendía mantuvo una tormentosa relación sentimental con Pilar Ternera, “una mujer alegre, deslenguada, provocativa, que ayudaba en los oficios domésticos y sabía leer el porvenir en la baraja”. El embarazo de Pilar Ternera empujó a José Arcadio a irse con los gitanos. Úrsula salió a buscarlo y, aunque no logró encontrarlo, regresó al cabo de cinco meses con la noticia de que al otro lado de la ciénaga “había pueblos que recibían el correo todos los meses y conocían las máquinas del bienestar”, que superaban el primitivo aislamiento que llevaban en Macondo. El contacto con las poblaciones vecinas supuso un impulso de prosperidad para Macondo.

Por esa misma época, el pueblo fue víctima de la peste del insomnio, episodio del que se dice que es uno de los más imaginativos de Cien años de soledad: “La india les explicó que lo más temible de la enfermedad del insomnio no era la imposibilidad de dormir, pues el cuerpo no sentía cansancio alguno, sino su inexorable evolución hacia una manifestación más crítica: el olvido. Quería decir que, cuando el enfermo se acostumbraba a su estado de vigilia, empezaban a borrarse de su memoria los recuerdos de la infancia, luego el nombre y la noción de las cosas, y por último la identidad de las personas y aun la conciencia del propio ser, hasta hundirse en una especie de idiotez sin pasado”.

Los capítulos 6, 7 y 8 dan cuenta de los levantamientos del coronel Buendía, y de cómo la tranquilidad de la aldea se altera por las guerras civiles que durante veinte años asuelan el país. Se vive el levantamiento del coronel Buendía, su encarcelamiento y su fuga, el mandato de José Arcadio y sus insólitos bandos para imponer el orden en Macondo. La muerte de Melquíades, la llegada del telégrafo; el fusilamiento de Arcadio, quien deja dos hijos, José Arcadio Segundo y Aureliano Segundo, y una niña –Remedios, la Bella–; el misterioso asesinato de José Arcadio, el sueño de los cuartos infinitos y la galería de los espejos paralelos, el enclaustramiento de Rebeca y la llovizna minúscula de flores amarillas hacen también parte de estos capítulos. Cuando todo el pueblo se hallaba ya en la fase terminal de la enfermedad, regresa de la muerte Melquíades, quien prepara una pócima y les devuelve los recuerdos a los habitantes de Macondo.

El coronel Aureliano deserta de las tropas federalistas nicaragüenses y se enrola en un buque alemán para reaparecer en su casa y fijarse otra vez en su tía Amaranta, con quien ya había tenido relaciones siendo niño todavía. No manifestaba temor alguno a que un posible hijo naciera con cola de puerco por esta relación incestuosa. “La tarde en que lo vio pasar frente a su dormitorio pensó que Pietro Crespi era un currutaco de alfeñique junto a aquel protónico cuya respiración volcánica se percibía en toda la casa”.

El nacimiento de José Arcadio, hijo de José Arcadio y Fernanda del Carpio, y la llegada de la compañía bananera a Macondo inician una nueva etapa en el diario transcurrir de la aldea. Se suma la llegada del tren amarillo, la bombilla eléctrica, el cine, el gramófono y el teléfono.

José Arcadio Segundo y Aureliano Segundo, gemelos, son los personajes principales en tiempos de la compañía bananera. Compartieron amores de juventud con la misma mujer, Petra Cotes, quien, por no distinguirlos, mantenía relaciones con ambos. La prosperidad de Macondo y los Buendía se ve acompañada de crecientes conflictos sociales que desembocan en una sangrienta represión en que mueren más tres mil obreros de las bananeras.

Entre los capítulos 13 y 15 se relatan las condiciones de Petra Cotes, con “un corazón generoso y una magnífica vocación para el amor”. Las preocupaciones de Fernanda por la Meme, las mariposas amarillas que acompañan a Mauricio Babilonia y la llegada del hijo de la Meme –otro Aureliano– marcan esta parte.

Finalmente, en Macondo se presenta un diluvio bíblico de más de cuatro años que da lugar a la última parte, entre los capítulos 16 y 20. El relato lleva a la decadencia y la destrucción de Macondo y el final de la estirpe. Los últimos descendientes de los Buendía, pertenecientes a la quinta y la sexta generaciones, apenas sobreviven en un pueblo arruinado, hasta cuando la estirpe se extingue en un descendiente con cola de cerdo, hijo de Amaranta Úrsula y Aureliano Babilonia, quien descifra las profecías del gitano Melquíades sobre Macondo. El anuncio de su destrucción se cumple en el momento mismo de su lectura.

Se recordará el capítulo 19, que relata el regreso de Amaranta Úrsula con su esposo Gastón amarrado por el cuello y 25 parejas de canarios. Gastón llega a comerse un sartal de 82 huevos de iguana; el conocimiento de Aureliano de varios idiomas, aunque nada le interesaba más que los pergaminos y su relación con Nigromanta y las acaloradas discusiones de Álvaro, Germán, Alfonso y Gabriel en la librería del sabio catalán, lo cual se constituye en un homenaje a sus cuatro amigos.

Desenlace

El último capítulo transporta al remate de la librería por el sabio catalán y el regreso suyo a su aldea mediterránea que lleva a la exclamación: “El mundo habrá acabado de joderse el día en que los hombres viajen en primera clase y la literatura en el vagón de carga”. Se suma a esto la partida de Macondo de los cuatro amigos, la tormentosa relación de Amaranta Úrsula y Aureliano, la búsqueda de la verdad de su parentesco, la soledad y el vagar de Aureliano por todo el pueblo y su llanto con el cantinero escuchando canciones de Rafael Escalona, la vista del niño arrastrado por las hormigas y la revelación de las claves definitivas de Melquíades para descubrir lo escrito en los pergaminos.

La lectura deja una increíble experiencia literaria, hasta el punto de que la confusión que en ocasiones se presenta por la cantidad de personajes, lo cual es en realidad una de las particularidades del libro, pasa a un segundo plano, aunque tratar con siete generaciones y más de 40 personajes, sin mencionar los 17 Aurelianos, no resulta nada fácil.

Personajes

Centrándose en los personajes de la familia de los Buendía, se recordará, además de los fundadores (Arcadio Buendía y Úrsula Iguarán), a José Arcadio, Aureliano, Amaranta y Rebeca, que pasan a ser la segunda generación. La tercera se constituye con Arcadio (en realidad, hijo de José Arcadio hijo y de Pilar Ternera), Aureliano José y los 17 Aurelianos. La cuarta generación está conformada por Remedios la Bella, José Arcadio Segundo y Aureliano Segundo. Renata Remedios (Meme), José Arcadio y Amaranta Úrsula pertenecen a la quinta generación. En la sexta aparecen Aureliano Babilonia, hijo de La Meme, y

Mauricio Babilonia, y en la séptima y última generación Aureliano, hijo de Aureliano Babilonia y su tía, Amaranta Úrsula, quien, como se recordar, nació con cola de cerdo, tal como Úrsula pronosticó.

Otros personajes destacados fuera de la familia de los Buendía son al corregidor Apolinar Moscote, Melquíades, Remedios Moscote, Fernanda del Carpio, Prudencio Aguilar, Petra Cotes, el padre Nicanor Reyes, Pilar Ternera, el doctor Alirio Noguera, el falso homeópata; Santa Sofía de la Piedad, mujer de Arcadio; Nicanor Ulloa y Rebeca Montiel, padres de Rebeca Buendía; Pietro Crespi y Gerineldo Márquez; Mr. Heber y Mr. Brown, de la empresa bananera; Mauricio Babilonia, Gastón, Nigromanta, las mujeres de mala vida, la Elefanta, el sabio catalán, Gastón y los cuatro amigos de Aureliano Babilonia, los discutidores Álvaro, Germán, Alfonso y Gabriel. Otros personajes son Mercedes, Rafael Escalona, Lorenzo Gavilán y Artemio Cruz.

Emociones y sentimientos

La lectura, además, desata emociones y sentimientos al conjugar recuerdos, tiempos, espacios, personajes, creencias, mitos, leyendas, historias. Los reiterados saltos en el tiempo hacia atrás y hacia adelante, y la constante repetición de los nombres en la familia dificultan la comprensión de la novela. Pero esta particularidad del relato hace parte de la técnica fantástica del autor.

Aunque la novela presenta situaciones alusivas a la realidad, como se lee en algunos de los hechos históricos relatados –las numerosas guerras civiles que se dieron en el país entre los liberales y conservadores, la existencia de la compañía bananera y la matanza de sus trabajadores–, es indudable que en la misma prevalece lo ficcional, lo fantástico, lo maravilloso, como se puede ver en la elevación de Remedios, la profecía en los pergaminos de Melquíades, la levitación del padre Nicanor, las cosas extraordinarias con las que se presentan los gitanos, los experimentos fallidos de José Arcadio, las numerosas exageraciones a lo largo de la novela, eventos literarios éstos con los cuales se marca una nueva era de la literatura latinoamericana. Asimismo, con frecuencia el autor recurre a algunas figuras literarias, entre las que se destacan: oxímoron (exageraciones), sinestesia (metáfora para indicar sensaciones corporales), anáfora (repetición para enfatizar), símil (comparación) y epifonema (frase de enseñanza).

En todo caso, fantasía, alquimia, magia, ficción, realidad, historia, se unirán alrededor de factores como recuerdos, olvidos, sueños, ambiciones, supersticiones, invenciones, costumbres, hábitos, creencias, locuras, pestes, temeridades, clarividencias y rechazos de los personajes que forman un mundo de imágenes fantásticas. Dentro de este campo, se destacan las numerosas guerras, las empresas delirantes, las cuatro calamidades que determinan la decadencia de la estirpe de los Buendía, las mariposas disecadas, los pergaminos que debían cumplir 100 años, el tren amarillo, las mujeres que flotan, la destrucción del laboratorio de alquimia, la locura de José Arcadio, el recorrido del hilo de sangre, el sueño de los cuartos infinitos y la galería de los espejos paralelos, el aire de soledad, la peste de la proliferación; la llegada de las bombillas eléctricas, el cine, el gramófono y el teléfono en la estación del tren; la llegada de Mr. Heber y Jack Brown, la levitación de Remedios, la huelga de los obreros, el asesinato de 3.406 obreros, las mariposas amarillas y muchas más.

Reseña preparada por Leonardo Gutiérrez Berdejo

Novedades de la RAE

La RAE presenta las novedades del «Diccionario de la lengua española» en su actualización 23.5

16 de diciembre de 2021

Este jueves la Real Academia Española (RAE) ha presentado la actualización 23.5 del Diccionario de la lengua española (DLE), dando a conocer las novedades que, un año más, se incorporan a la obra en línea de la RAE y la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), consultada por millones de hispanohablantes en todo el mundo. En concreto, en esta nueva edición de la obra se han llevado a cabo 3836 modificaciones, tanto adiciones de artículos y de acepciones como enmiendas. Estas ya se encuentran disponibles en www.dle.rae.es, que cuenta con el apoyo de Fundación “la Caixa”.

En la presentación han participado el director de la RAE y presidente de la ASALE, Santiago Muñoz Machado, y la directora del Diccionario de la lengua española, la académica Paz Battaner.

LENGUA Y TECNOLOGÍA

La digitalización y tecnificación de nuestras sociedades se refleja en la creciente incorporación al Diccionario de la lengua española de términos nacidos directamente del lenguaje de Internet, las redes sociales y las nuevas tecnologías. En la actualización 23.5 del diccionario aparecen términos como bitcóin, bot, ciberacoso, ciberdelincuencia, criptomoneda, geolocalizar o webinario.

Otros con una entrada ya existente en el DLE se reinventan en la era digital e incluyen nuevas acepciones. Así sucede con audio, como mensaje sonoro que se envía digitalmente; compartir, para referirse a poner a disposición de un usuario un archivo, un enlace u otro contenido digital, o las nuevas acepciones de la jerga informática para los verbos cortar y pegar, a los que también se añade la forma coloquial cortapega.

PALABRAS PARA TODOS LOS GUSTOS: DEL CACHOPO A LA QUINOA

La gastronomía suma también un importante grupo de palabras que se encuentran presentes en nuestras mesas y en las de buena parte del mundo. Se añaden al DLE platos como sanjacobocachopo, típico de la gastronomía asturiana; paparajote, dulce murciano preparado a partir de la hoja del limonero, o el rebujito andaluz.

También lo hacen otros alimentos como quinoa, voz de origen quechua, o crudité.

Otras entradas se actualizan con adiciones de forma compleja como ocurre en la del término tinto, que incorpora de verano, para referirse a la bebida típica de España compuesta de vino tinto y gaseosa o refresco de limón, o la adición de balsámico a la entrada vinagre.

VESTIGIOS DE LA PANDEMIA EN EL DICCIONARIO

La irrupción del coronavirus ha afectado a todos los aspectos de nuestra vida, lo que se ha reflejado también en nuestra lengua. La pasada actualización del DLE incorporó palabras que hoy están presentes en buena parte de nuestras conversaciones, como el propio término COVID. A la actualización de 2021 se continúan añadiendo modificaciones directamente vinculadas a la situación sanitaria, como cubrebocas, hisopado o nasobuco, así como nuevas acepciones para términos como cribado, o las formas complejas burbuja social nueva normalidad.

También se han actualizado nuevos vocablos relacionados con el mundo de la sanidad, como triaje o vacunología.

UN MUNDO QUE HABLA EN ESPAÑOL

El Diccionario de la lengua española, elaborado en colaboración con la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), incorpora términos procedentes del habla propia de todas las regiones hispanohablantes, un idioma que compartimos con casi 600 millones de personas en el mundo.

De esa forma, encontramos novedades que provienen directamente de la otra orilla del Atlántico, como la adición de una acepción de audífono como sinónimo de auricular, un uso propio de América.

También aparecen los términos emergenciólogo y urgenciólogo, usados en distintas regiones de Hispanoamérica para referirse al especialista en la atención hospitalaria en urgencias.

Otros americanismos que ya se pueden consultar en la versión 23.5 del DLE son buseca, chuteador, repentismo, salvada, sambar o la forma compleja valer madre o valemadrismo para algo de poca importancia.

OTRAS NOVEDADES

También se incorporan a la versión en línea del diccionario términos como enoturismo o gentrificación y algunos relativos a la sexualidad y el género, como poliamortransgénerocisgénero o pansexualidad.

La nueva actualización del DLE incorpora, asimismo, palabras coloquiales usadas en el día a día de los hablantes españoles, como búho, en referencia al autobús nocturno; chuche, acortamiento de chucheríaojiplático, o las adiciones de acepción de entradas como empanado, quedada o rayar.

La palabra de Pablo Neruda (1960-1973). Acción y poesía junto al pueblo. Salamanca, España, Ediciones Universidad de Salamanca, 2020

Reseña. Manuel J. Gutiérrez y Pedro Gutiérrez Revuelta. La palabra de Pablo Neruda (1960- 1973). Acción y poesía junto al pueblo. Salamanca, España, Ediciones Universidad de Salamanca, 2020 Review. Manuel J. Gutiérrez y Pedro Gutiérrez Revuelta.

No hay duda que el interés de los estudiosos de Neruda se ha concentrado fundamentalmente en la voluminosa producción poética del escritor, mientras la menor cantidad de manuscritos en prosa que se conocen ha quedado de lado. La mayor compilación de escritos nerudianos en prosa se encuentra en las Obras Completas, colección que en las distintas ediciones ha ido aumentando el número de estos. En la mencionada colección se puede encontrar un número importante de escritos, pero existen numerosos textos que fueron publicados en periódicos y otras fuentes que nunca llegaron a formar parte de un libro.

Gutiérrez y Gutiérrez Revuelta (en adelante G y GR) rastrearon manuscritos del autor en numerosas fuentes localizados en distintos países. Ochenta y seis de los cuales constituyen la fuente que los autores estudian e incorporan en el presente volumen. El descubrimiento de estos escritos y su entrega es, naturalmente, un aporte mayor a los estudios nerudianos y también al estudio de la historia de los movimientos sociales entre 1960 y 1973. Los mismos investigadores publicaron previamente otro trabajo con textos Nerudianos, Pablo Neruda, Yo respondo con mi obra con escritos que van desde 1932 a 1959 (Ediciones Universidad de Salamanca, 2004), por lo que ambos volúmenes constituyen en conjunto una de las colecciones más abultadas de textos nerudianos en prosa de carácter social.

La palabra de Pablo Neruda (1960-1973). Acción y poesía junto al pueblo comienza con una sustanciosa introducción que analiza la prosa de Neruda en relación con los hechos sociales que tuvieron lugar en el periodo señalado. Parte con la autodefinición del escritor sobre su escritura: «El poeta latinoamericano, que ve el abandono del hombre de su continente, combatido por la naturaleza y esclavizado por otros hombres, no puede sentirse sino en plena comunión con su hermano.» Este es el escritor que el lector verá a lo largo de esta obra, un poeta que ve y reacciona frente a las injusticias uniéndose a quienes sufren; sus textos seguirán ese sendero. La introducción se divide temáticamente con subtítulos rotulados geográficamente, siguiendo los contenidos recurrentes en los textos analizados.

El primero de ellos es Cuba por ser su revolución el hecho social de mayor trascendencia a fines de la década de los cincuenta el que sirve de entrada a los últimos trece años de su producción escrita. Neruda la apoyará con su palabra en distintos momentos hasta el fin de sus días, como queda demostrado con claridad en esta introducción. Luego se discuten otros temas de gran trascendencia: Estados Unidos, que explora la tensa relación que experimentó el escritor con ese país, al punto de convertirse en objetivo de los organismos de inteligencia de este, según queda claro en un interesante documento inédito que los autores incluyen; Unión Soviética, que muestra la estrecha relación del poeta con este país y la interesante reacción de Neruda a las revelaciones sobre los abusos de Stalin; América Latina en donde se enfatiza la acción permanente de solidaridad con que reaccionó en todos los movimientos en contra de su pueblo; Chile, el último apartado de la introducción, que deja en evidencia el protagonismo que tuvo Neruda apoyando a todos los candidatos de izquierda a cargos de representación popular, incluida su propia candidatura a presidente y su apoyo permanente al gobierno de Salvador Allende. Este recorrido de Neruda, y especialmente este último, es lo que justifica el subtítulo que G y GR eligieron para el libro: Acción y poesía junto al pueblo.

El resto de la obra se divide en ocho apartados que presentan 86 textos nerudianos ordenados cronológicamente y el análisis contextual de estos que ofrecen G y GR acompañando a los textos y a más de 300 notas al pie de página. La organización cronológica en esta parte es muy acertada, pues permite al lector ir repasando los hechos sociales que ocurrieron durante los convulsionados años de la década de sesenta y principios de la del setenta, caracterizados por guerras, invasiones, golpes de estado, y las múltiples luchas populares que ocurrían en los distintos países.

En el primer apartado (I. Bolívar despierta cada cien años) se encuentran 12 textos nerudianos referidos a los sucesos de los primeros años de la década del sesenta, como por ejemplo la invasión norteamericana a Bahía de Cochinos. Según G y GR, Neruda se había convertido en un líder que sabía que su palabra era un arma de gran poder por el prestigio mundial que tenía, por ello la utiliza y emite un llamado a los escritores, artistas y otros trabajadores de la cultura de América a estar alertas para que no se repitiera una intromisión de Estados Unidos en otro país. El escrito mismo de Neruda es directo, valora la respuesta de los escritores e intelectuales de su país y de otros, y habla de «las amenazas contra Cuba de un presidente norteamericano inmaduro y frenético» (62). En un texto posterior pide un examen psiquiátrico para Kennedy; G y GR aclaran en un interesante análisis contextual del texto, el hecho que lo motivó, aludiendo a la declaración de Kennedy en que afirmaba que Estados Unidos no tenía intención de intervenir en Cuba.

El segundo apartado (II. Con alambre de estrangular y con dólares) y el tercero (III. La mano dura ha apretado el gatillo) incluyen textos entre los años 1966 y 1968. En estos se discuten temas variados relacionados con la situación política chilena y mundial, como por ejemplo la Guerra de Vietnam, tema que en esos años se mantenía en uno de los más altos pedestales de las luchas solidarias de las fuerzas progresistas que Neruda apoyaba.

El cuarto apartado (IV. Nada de Chile es ajeno para mí) contiene escritos a partir de septiembre de 1969, por lo que incluye un importante número de textos relacionados con la candidatura presidencial de Neruda. En el recorrido que hace el escritor como candidato a lo largo de Chile va quedando en las páginas de esta sección desde el momento en que acepta y agradece la nominación desde el balcón del Comité Central del Partido Comunista el 30 de septiembre. Es precisamente este discurso el que provee la línea para el título de este libro, cuando Neruda dice: «Jamás estuve con los poderosos y siempre sentí que mi vocación y mi tarea era servir al pueblo con mi acción y mi poesía. He vivido cantándolo y defendiéndolo.» (Mi subrayado.) Luego vendrán discursos en distintas industrias, poblaciones y escuelas de la capital y del resto del país.

En algunos de ellos, G y GR destacan la belleza poética de sus intervenciones, como la que dio el 16 de octubre en Antofagasta una vez entrada la noche, en la que, según ellos, un alto porcentaje podría llevarse al papel en forma de verso: «Hermosa es la noche de Chile. Su gran manto azul decorado por las estrellas del hemisferio austral se desenrolla […] bajo el manto de la oscuridad silenciosa de esta noche duermen nuestros volcanes, ríos, pampas […]. Cansa el día agotador. La madre pone al niño en su lecho a esta hora, el trabajador[…]». A propósito de este discurso comentan experiencias similares en otros lugares, como el ofrecido por Neruda en una oportunidad en la plaza de Lota en momentos de una puesta de sol, espectáculo que desencadenó la vena más poética del poeta. Así transcurre la campaña de Neruda a través de las páginas de esta sección y en cada uno de estas está presente el tema de la unidad de la coalición que, en definitiva, llevó a Salvador Allende a la presidencia del país. Queda muy claro en los escritos que una candidatura única para la Unidad Popular era un objetivo fundamental de la candidatura de Neruda.

El quinto apartado (V. París – Estocolmo – Santiago) discute y ofrece manuscritos muy interesantes y valiosos de los últimos tres años de Neruda que sin duda atraerán a los lectores, ya que cubren el periodo en que este fue nombrado embajador en Francia y cuando obtuvo el Premio Nobel. Destaco, además, aquellos en que se ve al Neruda más comprometido con el momento histórico por el que Chile atravesaba.

En un discurso radial que ofreció en marzo de 1973, un día antes de la importante elección parlamentaria de ese año, Neruda hace un análisis de la delicada situación que se vivía en el país caracterizando a los dos bandos que existían y llama a votar por los candidatos que apoyaban al gobierno de Allende. G y GR contextualizan muy bien la situación de los partidos políticos tanto en el texto como en las notas a pie de página; analizan el resultado de la elección y dejan muy claro que este fue un factor determinante en el camino que tomó la derecha política hacia la resolución violenta con que coronó su oposición al gobierno en septiembre de 1973. Destacan en los textos de esta sección el trabajo de Neruda para evitar la guerra civil que amenazaba al país al mostrar cómo este hace llamados a los artistas e intelectuales para proponerles planes concretos para que todos en sus distintas actividades trabajen en beneficio de la paz.

Los últimos tres apartados del libro contienen algunas entrevistas y ruedas de prensa que ofreció Neruda en distintos momentos del periodo que cubre el libro. En estas se tocan temas de índole variada como la Revolución Cubana, la situación política chilena y latinoamericana, temas artísticos como su obra sobre Joaquín Murieta y, por supuesto, sobre el Premio Nobel.

La palabra de Pablo Neruda (1960-1973). Acción y poesía junto al pueblo es una obra fundamental no solo para los estudiosos de la producción nerudiana, sino también para profesionales de diferentes campos de las humanidades, de las ciencias sociales y de la educación, así como para estudiantes y para el público en general. La obra está bien escrita y los autores usan un lenguaje que está al alcance de todo público. Lo mismo ocurre con los textos de Neruda citados a lo largo del volumen, ya que este siempre se preocupó de que sus palabras fueran entendidas por todos.

Algunos lectores podrían notar que G y GR ofrecen un análisis poco crítico de las posturas de Neruda, pero es evidente desde el principio que el propósito de los investigadores es presentar una discusión e interpretación dentro del pensamiento nerudiano. Para cumplir este objetivo, los autores se han preocupado de contextualizar y analizar la contingencia social que motivó los textos citados. La lectura del libro deja pruebas convincentes de que este objetivo se ha cumplido plenamente.

Vol 9, Nº 17 (2021) CATEDRAL TOMADA: Revista literaria latinoamericana / Journal of Latin American Literary Criticism Enrique Luengo doi 10.5195/ct/2021.540 | http://catedraltomada.pitt.edu 338

Jennie Jerome Churchill

escritora y socialité británica Títulos alternativos: Jennie Jerome, Lady Randolph Churchill

Jennie Jerome Churchill , de soltera Jeanette Jerome , formalmente Lady Randolph Churchill , (nacida el 9 de enero de 1854 en Brooklyn , Nueva York , EE. UU.; fallecida el 29 de junio de 1921 en Londres , Inglaterra), figura de la sociedad estadounidense, recordada principalmente como la esposa deLord Randolph Churchill y madre deSir Winston Churchill , primer ministro de Gran Bretaña (1940–45, 1951–55).

Jeanette Jerome era hija de un próspero financiero estadounidense y una madre socialmente ambiciosa. En 1867 ella y sus dos hermanas fueron llevadas a París.por su madre después de una escapada escandalosa que involucró a su padre, y su educación e introducción a la sociedad siguió el estilo de las clases altas europeas. En 1873 conoció y encantó al joven Lord Randolph Churchill, hijo del duque de Marlborough, y se casaron en 1874. Su vivacidad americana, su ingenio y su belleza le aseguraron el éxito social en Londres. Durante la década de 1880, brindó un valioso apoyo a la carrera política de su esposo, no solo como anfitriona sino también a través de una campaña activa (algunos historiadores han sugerido que ella era efectivamente la directora de campaña de Lord Randolph). También desempeñó un papel fundamental en la fundación de Primrose League, una organización sociopolítica que proporcionó un foro para la discusión de los temas del día y facilitó participación política en el Partido Conservador tanto de hombres como de mujeres. La muerte de Lord Randolph en 1895 la dejó durante algún tiempo sin saber qué hacer.

En 1899, Churchill fundó y editó los pocos números de la lujosa pero efímera Anglo-Saxon Review . Durante la Guerra de Sudáfrica , recaudó dinero, dotó de personal y equipó un barco hospital, el Maine , que realizó un trabajo valioso en Sudáfrica . También se dedicó a la escritura, produciendo un volumen discreto de Reminiscences of Lady Randolph Churchill (1908); Her Borrowed Plumes (1909), una obra de teatro protagonizada por la Sra. Patrick Campbell; The Bill (1913), otra obra de teatro; y Short Talks on Big Subjects (1916), una colección de artículos publicados originalmente en Pearson’s Magazine. Se casó dos veces más, y en sus últimos años su comportamiento fue caracterizado por algunos como cada vez más excéntrico , aunque siempre hubo quienes en la Gran Bretaña victoriana consideraron excéntrica la independencia y la originalidad de Churchill.

Este artículo fue revisado y actualizado más recientemente por JE Luebering .Señor Randolph Churchill

Lord Randolph Henry Spencer Churchill

político británicoTítulos alternativos: Lord Randolph Henry Spencer Churchill

Por LOS editores de la Enciclopedia Británica Ver historial de edición


HECHOS RÁPIDOS Señor Randolph Churchill Nació: 13 de febrero de 1849  Londres Inglaterra. Murió: 24 de enero de 1895 (45 años)  Londres Inglaterra Título / Oficina: Ministro de Hacienda (1886-1886) , Reino Unido Cámara de los Comunes (1874-1895) , Reino Unido(Mostrar más)Afiliación política: Partido Conservador Cuarto Partido Miembros notables de la familia: cónyuge Jennie Jerome Churchill

Lord Randolph Churchill , en su totalidad Lord Randolph Henry Spencer Churchill , (nacido el 13 de febrero de 1849 en Londres , Inglaterra—fallecido el 24 de enero de 1895 en Londres), político británico que fue una figura precozmente influyente en el Partido Conservador y el padre de Winston Churchill . Se convirtió en líder de la Cámara de los Comunes y canciller de Hacienda en 1886, a la edad de 37 años, y parecía seguro que sería primer ministro a su debido tiempo, pero su propio error de cálculo terminó con su carrera política antes de que terminara el año.

El tercer hijo del séptimo duque de Marlborough, Lord Randolph se casó con una famosa belleza, Jeanette («Jennie») Jerome (1854–1921) de Brooklyn, Nueva York , en 1874, el mismo año en que ingresó a la Cámara de los Comunes. Hasta 1880 ejerció su talento para la oratoria satírica frente al gobierno conservador de Benjamin Disraeli , conde de Beaconsfield. Durante William Gladstone ‘s liberal ministerio de 1880 a 1885, se unió a otros tres conservadores-Sir Henry Drummond Wolff, John Eldon Gorst , y Arthur James Balfour -en formando lo que se conoce como laCuarto Partido, que abogó por un conjunto de puntos de vista anunciados como «Democracia Tory».

Después de haber servido como secretario privado no oficial de su padre, lord teniente (virrey) de Irlanda de 1876 a 1880, Churchill estaba especialmente interesado en el problema irlandés. Aunque opuesto a nacionalHome Rule para Irlanda, favoreció el autogobierno a nivel local y culpó a los funcionarios británicos miopes de la crisis irlandesa de la década de 1880. La mayoría del Partido Conservador estuvo de acuerdo con la política de coerción del gobierno liberal hacia Irlanda, pero Lord Randolph permitió que los nacionalistas irlandeses, encabezados por Charles Stewart Parnell , entendieran que los conservadores se opondrían a la coerción a cambio de los votos irlandeses en las elecciones generales de 1885. Se dijo que los liberales se sometieron a una conversión forzada a la autonomía para contrarrestar esa promesa.

A lo largo de este periodo, Churchill intentó crear un nuevo conservadurismo con un atractivo verdaderamente popular ya la alimentación segura para los comunes y corrientes de archivos de circunscripción representantes de la organización central del partido. Los líderes conservadores más antiguos, especialmente Robert Cecil, tercer marqués de Salisbury , rechazó su enfoque y el partido se dividió en 1884 por la elección de Churchill como presidente de la Unión Nacional de Asociaciones Conservadoras. Sin embargo, Lord Salisbury y Churchill hicieron concesiones y el partido reunido ganó el voto de confianza de junio de 1885, y Salisbury se convirtió en primer ministro. Nombrado secretario de Estado para la India, Churchill, que había atacado al imperialismo británico en Egipto y en otros lugares, ordenó la Tercera Guerra Anglo-Birmana (noviembre de 1885), que conduce a la anexión de toda Birmania (Myanmar). Dejó el cargo con Salisbury el 1 de febrero de 1886, después de que una ruptura entre los conservadores y los nacionalistas irlandeses llevara a los conservadores a perder la mayoría de los votos del bloque irlandés en la Cámara de los Comunes.

Cuando los conservadores regresaron al poder el 25 de julio de 1886, Salisbury nombró a Churchill a la dirección del Tesoro y la Cámara de los Comunes. Evidentemente deseando ser el jefe real del gobierno, Churchill alienó a la mayoría de sus colegas; incapaz de efectuar una reconciliación, Salisbury esperó a que Churchill se derrotara a sí mismo. Lo hizo con su primer presupuesto que, debido a que reducía las estimaciones de servicio, era inaceptable para WH Smith, el secretario de estado para la guerra. El 20 de diciembre de 1886, Churchill envió su renuncia Salisbury contingente de la elección del primer ministro entre las políticas del ministerio de Hacienda y el Ministerio de Defensa. Cuando el primer ministro respaldó a Smith, Churchill publicó su renuncia en The Timesde Londres el 23 de diciembre. Es posible que esperara una protesta popular a su favor, pero no se escuchó ninguna; como la lucha presupuestaria se había mantenido en secreto, el público consideró inútil su acción.

Aunque permaneció en la Cámara de los Comunes hasta su muerte, Churchill perdió interés en la política y dedicó mucho tiempo a las carreras de caballos . Sus últimos años fueron trágicos, una paresia sifilítica general trastornó su mente y lo mató lenta y dolorosamente.

Este artículo fue revisado y actualizado recientemente por John M. Cunningham .

Simone de Beauvoir

escritora francésa Citar Cuota Más POR LOS editores de la Enciclopedia Británica | Última actualización: 5 de enero de 2022.

Simone de Beauvoir , en su totalidad Simone-Lucie-Ernestine-Marie Bertrand de Beauvoir , (nacida el 9 de enero de 1908 en París , Francia—fallecida el 14 de abril de 1986 en París), escritora y escritora francesa , miembro de la comunidad intelectual de filósofos-escritores que han dado una transcripción literaria a los temas de . Es conocida principalmente por su tratado Le Deuxième Sexe, 2 vol. (1949; El segundo sexo ), un alegato erudito y apasionado por la abolición de lo que ella llamó el mito del “eterno femenino”.  Se convirtió en un clásico de la literatura feminista.

Educada en instituciones privadas, Beauvoir asistió a la Sorbona, donde en 1929 aprobó su agrégation en filosfía y conoció Jean-Paul Sartre , comenzando una asociación de por vida con él. Enseñó en varias escuelas (1931-1943) antes de dedicarse a la escritura para ganarse la vida. En 1945, ella y Sartre fundaron y comenzaron a editar Le Temps modernes, una revista mensual.

Sus novelas exponen los grandes temas existenciales demostrando su concepción del compromiso del escritor con los tiempos. L’Invitée (1943;Ella vino para quedarse ) describe la sutil destrucción de una relación de pareja provocada por la prolongada estadía de una joven en su hogar; también trata el difícil problema de la relación de una conciencia con “el otro”, siendo cada conciencia individual fundamentalmente un depredador de otra. De sus otras obras de ficción, quizás la más conocida sea Les Mandarins (1954; The Mandarins ), por la que ganó el Prix ​​Goncourt . Es una crónica de los intentos de los intelectuales posteriores a la Segunda Guerra Mundial de dejar su estatus de «mandarín» (élite educada) y dedicarse al activismo político.

También escribió cuatro libros de filosofía, entre ellos Pour une Morale de l’ambiguité (1947; La ética de la ambigüedad ); libros de viajes sobre China ( La Longue Marche: essai sur la Chine [1957]; The Long March ) y Estados Unidos ( L’Amérique au jour de jour [1948]; America Day by Day ); y una serie de ensayos, algunos de ellos con la extensión de un libro, el más conocido de los cuales es El segundo sexo. En 2009, se publicó una nueva traducción al inglés de El segundo sexo , que puso el texto original completo a disposición de los lectores de habla inglesa por primera vez; la traducción anterior (1953) había sido severamente editada.

Varios volúmenes de la obra de Beauvoir están dedicados a la autobiografía . Estos incluyen Mémoires d’une jeune fille rangée (1958; Memorias de una hija obediente ), La Force de l’âge (1960; The Prime of Life ), La Force des chooses (1963; Force of Circumstance ) y Tout compte fait (1972; Todo dicho y hecho ). Esta obra, más allá de su interés personal, constituye un retrato claro y elocuente de la vida intelectual francesa desde los años treinta hasta los setenta.

Además de tratar temas feministas, Beauvoir se preocupó por el tema del envejecimiento, que abordó en Une Mort très douce (1964; A Very Easy Death ), sobre la muerte de su madre en un hospital, y en La Vieillesse (1970; Old Age ), amarga reflexión sobre la indiferencia de la sociedad hacia las personas mayores. En 1981 escribió La Cérémonie des adieux (Adieux: A Farewell to Sartre ), un doloroso relato de los últimos años de Sartre.

Simone de Beauvoir se reveló como una mujer de formidable coraje e integridad , cuya vida apoyó su tesis: las opciones básicas de un individuo deben hacerse sobre las premisas de una vocación igual para hombre y mujer fundada en una estructura común de su ser, independiente. de su sexualidad.

El legado de Galileo y Darwin

El legado de Galileo y Darwin

Por Alejandro Frank30 septiembre 2009AÑADIR A FAVORITOS

Este 2009 celebramos la mirada al cielo de Galileo Galilei, hace exactamente 400 años, con un pequeño telescopio que lograba magnificar las imágenes cerca de veinte veces y mediante el cual pudo ver los cráteres de la luna, las fases de Venus y las manchas solares, así como cuatro de los satélites de Júpiter (hoy conocidos como satélites galileanos). Estas observaciones marcaron el inicio de una era en que el hombre lograba acercarse y mirar por primera vez con detenimiento el Universo que lo rodea. Las observaciones de Galileo apoyaron la teoría heliocéntrica de Copérnico, planteada un siglo antes, y desbarataron de un plumazo las ideas de la cosmología teológica de la época, colocando al hombre en un lugar alejado del centro del cosmos y mostrando las “imperfecciones” de los objetos estelares, todo ello contrario a las Escrituras. La publicación de estas observaciones en su libro Sidereus Nuncius (El mensajero estelar), de 1610, dio inicio a una encarnizada lucha entre Galileo y la Iglesia católica. Sus libros fueron prohibidos por la Inquisición y fue acusado de herejía. Debió pasar los últimos años de su vida bajo arresto domiciliario.

Galileo fue, tal vez, el primer científico moderno, es decir, el primero en combinar la observación con el análisis matemático, y uno de los primeros exponentes de la ciencia como la concebimos hoy, basada en la racionalidad y la lógica deductiva: “La filosofía está escrita en este gran libro, el universo […] está escrito en el lenguaje de las matemáticas y sus caracteres son triángulos, círculos y otras figuras geométricas.” Su legado se ha visto reivindicado por los grandes descubrimientos de la ciencia moderna.

Casi exactamente 250 años después, el 22 de noviembre de 1859, se publicó en Londres El origen de las especies, de Charles Darwin, posiblemente la obra científica más importante de la era moderna, que remite al Homo sapiens a un modesto lugar junto a las demás especies que pueblan la tierra y hace patente, además, el mecanismo que da lugar a la evolución de las mismas. Su teoría, extendida y amplificada por los modernos avances de la biología molecular y la genética, ha sido comprobada de manera irrefutable en multitud de ejemplos. Este gran descubrimiento representó un nuevo y definitivo golpe a la visión antropocéntrica y dogmático-teológica del universo. Aunque Darwin no fue perseguido como Galileo, sus teorías siguen siendo cuestionadas por fundamentalistas de muy diversos credos y su profundo mensaje no ha sido comprendido por gran parte de la humanidad.

Es innegable que la racionalidad científica y humanística convive en pleno siglo XXI con todo tipo de supersticiones basadas en la ignorancia o en dogmas irracionales, los “demonios” de nuestro mundo. La diversidad de estas es sorprendente, desde variedades relativamente benignas hasta visiones unilaterales, de carácter discriminatorio y con frecuencia criminal, sobre grupos sociales distintos al nuestro. Dentro de las primeras están la astrología y las diversas formas mágicas de “predecir el futuro”, así como creencias tales como que los extraterrestres nos vigilan o que los pozos petroleros de Cantarell, vistos desde un avión, son naves interplanetarias en ordenada formación. Estas descabelladas visiones de la realidad se han convertido en jugosos negocios que aprovechan los programas televisivos sensacionalistas y algunos vivales y charlatanes que explotan nuestra tendencia a la credulidad así como la falta de una cultura científica que genere un indispensable escepticismo. Otra doctrina persistente es la teoría de la conspiración. Por ejemplo, aquellas que sostienen que la llegada a la Luna hace exactamente cuarenta años fue una puesta en escena o que fueron los propios norteamericanos los que derribaron las Torres Gemelas en 2001. O, para dar un ejemplo muy reciente, la que afirma que el virus de la influenza A/H1N1 es una creación humana diseñada como arma biológica. Esto es un disparate, pues los virus no requieren de pasaporte y nadie es inmune al contagio. Los argumentos de los adictos a las conspiraciones suelen ser tan absurdos e intrincados que resulta difícil comprender su enorme atractivo para gran parte de la humanidad. Mucho más graves son los mitos de superioridad “racial” y la discriminación por razones religiosas o étnicas, excusa de guerras y holocaustos.

En realidad, los avances científicos en las ciencias de la vida, en particular el desciframiento del genoma, apuntan al origen común y reciente del género humano. Las diferencias entre “razas” son superficiales, ya que nuestra especie surgió en África hace sólo cien mil años. Las migraciones subsecuentes pueden estudiarse con gran precisión mediante métodos genómicos. La ciencia apunta entonces a que todos somos parientes cercanos. De hecho, la visión científica nos muestra con nitidez la compleja e íntima relación que guarda nuestra existencia con la de otras especies de animales y plantas y el delicado balance que se requiere para la sustentabilidad de nuestro medio ambiente.

La forma de interpretar la realidad de Galileo, de Darwin y de otros grandes pensadores y científicos de nuestra historia libra cada día una dura batalla contra la ignorancia y el pensamiento dogmático e irracional. Como afirmaba Carl Sagan, la visión científica es una débil luz en la oscuridad reinante. Es necesario intensificar nuestros esfuerzos para mantenerla encendida. ~